Últimas Entradas
Home / LEYES ESPIRITUALES / La ley del éxito

La ley del éxito

La ley del éxito

En términos materiales, éxito, significa conseguir el resultado deseado y para conseguir el éxito material, se hace con la Ley de la Atención, teniendo claro lo que quieres, teniendo confianza y la determinación necesaria y avanzando hacia la visión, sin permitirte ningún pensamiento ni imagen negativa. El éxito llega cuando crees en ti mismo.

Observa tus creencias y poda las que no te sean útiles. En términos espirituales, el éxito significa creer en ti mismo, haciéndolo lo mejor que puedas y alcanzando el resultado más elevado para todos. El éxito llega cuando conseguimos la energía más adecuada.

El éxito se da cuando nuestra vibración personal o colectiva se hace eco de la vibración del resultado deseado.  Si dices lo que crees y haces lo que predicas, crearás el éxito siempre y cuando sea positivo. Guarda los pensamientos en el hemisferio cerebral izquierdo, y las imágenes (son más poderosas) en el derecho. Si piensas en el éxito pero imaginas el fracaso, fracasarás.

Si tus pensamientos se oponen a tus imágenes, hay dos partes de ti en lucha, y eso lleva a la depresión, el agotamiento y la confusión. Cuando los hemisferios cerebrales están sintonizados y expresan pensamientos e imágenes de éxito, el éxito armonioso es inevitable. 

Si el éxito te llega sin saber de donde, entonces se trata de karma, la recompensa por algo que hiciste bien en otra vida y que cosechas ahora. El karma te ha dado una estructura mental adecuada, resultado de la energía que has invertido en el viaje de tu alma a lo largo de muchas vidas.

El éxito en las cosas malas, crea deudas que habrá que saldar y entonces sentirás que te persigue la mala suerte. El éxito en las cosas buenas acelera tu viaje de tu alma hacia la ascensión y te sonríe la fortuna.  La buena suerte y las oportunidades favorables son el resultado de un buen karma.

éxito

Para tener éxito, tienes que seguir la Ley del Fluir. Una rueda no puede girar si está oxidada. Suelta lo viejo y pon una atención positiva sobre el lugar en el que quieres estar. Para tener éxito, limpia las acumulaciones físicas, mentales y emocionales. No puedes tener éxito si no sabes hacia dónde vas.

Cuando decides zarpar, pon el motor en marcha. Muchas personas no alcanzan el éxito, pues pasan mucho tiempo planificando el viaje pero no se ponen en camino. Rompe con lo viejo y asume el riesgo de moverte hacia un futuro diferente. En términos espirituales, el éxito se mide por la sensación de satisfacción y de realización que te aporta.

El éxito se da cuando tu vibración se hace eco de la vibración del resultado deseado. Tienes éxito cuando has conseguido tu objetivo mediante la cooperación y sin quitarle el poder a nadie. Si ganas millones, pero te agotas por el camino o has hecho daño, no se considera éxito.

Sobre Jorge Sánchez

Ver también

Ley de la Reencarnación

La Ley de la Reencarnación

La Ley de la Reencarnación Encarnación (del latín caro, carnis) es cuando tu espíritu entra en …

Deja un comentario