Últimas Entradas
Home / LEYES ESPIRITUALES / La Ley de la Responsabilidad

La Ley de la Responsabilidad

La Ley de la Responsabilidad

Responsabilidad es la capacidad
de responder adecuadamente
a una persona o situación.

Cuando suena el clarín para que las almas emprendan ciertas tareas, ¿cuál es tu reacción? ¿Respondes a tu intuición y a las visiones que se te envían? El Universo nos manda retos para comprobar cómo respondemos. Las pruebas sucesivas te preparan para la promoción espiritual. Depende de ti demostrar que eres capaz de asumir la responsabilidad. Antes de promocionarte tienes que pasar las pruebas, porque puede que muchas almas dependan de ti.

Cuando las fuerzas superiores creen

que puedes realizar correctamente

algún tipo de tarea, dejarán

la responsabilidad en tus manos.

Existen ciertos momentos en la vida en que asumimos responsabilidades espirituales. Tu evolución espiritual depende de cómo respondes a ello. Hacer encarnar a un niño con discapacidades es una responsabilidad extra, que te ofrece más retos y oportunidades de crecimiento si decides aceptarlos.

Cuando diriges un proyecto o negocio de gran envergadura, muchas almas se verán afectadas por tus decisiones. Por ejemplo, si estás al cargo de una escuela o de un hospital, eres responsable del bienestar de muchos. Si te enfrentas con integridad al reto, su progreso espiritual se verá beneficiado.

Los retos y las responsabilidades

son un honor. indican que espiritualmente

estás preparado para cosas

más importantes.

Todas las cosas y personas que están a tu cuidado representan una responsabilidad. Si no respondes al desafío entonces te lo quitarán de las manos y puede que te lo vuelvan a presentar en otra ocasión.

Todo lo que posees en la vida es un préstamo que se te ha hecho. ¿Cómo cuidas de tus hijos, de tu hogar, jardín, ropa y libros? Tu responsabilidad es cuidarte de ellos.

No puedes asumir grandes responsabilidades en la vida si no te ocupas de tus propias necesidades. Tus emociones y tu espíritu necesitan cuidados. Tu cuerpo es un templo que debe ser atendido. Cuídate tú primero. Entonces serás capaz de cuidar de los demás. No obstante, con la excepción de tus hijos pequeños, tú no eres responsable de nadie más. Todo individuo es responsable de sus propios sentimientos y de su propio destino, y no es tuyo el derecho de llevar la carga de otros porque estarás obstaculizando su crecimiento.

Un maestro se plantea la cuestión de esta manera: «¿Qué hice para que ocurriera esto? ¿Qué pensamiento o emoción transmití? ¿Qué acciones he realizado en el pasado para crear esto?» y, lo más importante: «¿Cómo puedo cambiar las cosas?».

Cuando asumes la responsabilidad de tu propia vida te conviertes en maestro.

Sobre Jorge Sánchez

Ver también

La Ley del Karma

La Ley del Karma dice:

La Ley del Karma dice: «Tal como das recibes». Los malos pensamientos y acciones vuelven …

Deja un comentario