ULTIMAS NOTICIAS
INICIO / CHAKRAS / Manipura tercer chakra

Manipura tercer chakra

Manipura significa en sánscrito “gema brillante”. Es el tercer chakra, el más sutil de los tres primeros. Manipura es nuestro fuego, nuestro Sol. Es el chakra del plexo solar, centro energético que alimenta a nuestros tres cuerpos (físico, etérico y vital-emocional). Centro donde se unen las dos energías del ser: la de la personalidad y la del alma. La del yo inferior y la del Yo superior. Su labor es la de transmutar la energía emocional-astral en fuerza espiritual. Es la fuerza que nos hace actuar y a llevar a cabo la concepción y la visualización que tenemos de la vida. Representa la acción, la voluntad y el equilibrio. Se alimenta del fuego y con él actúa en el mundo y con los demás seres.

Elemento: Fuego

Sentido: Vista

Color: Amarillo dorado

Simbología: Loto de diez pétalos. En el interior hay un triángulo al revés con tres esvásticas que simbolizan el fuego

Ubicación: En la zona del ombligo

Claves: Acción y equilibrio

Órgano/Glándula: Plexo del ombligo, hígado, vesícula biliar, bazo, órganos digestivos, páncreas y glándulas adrenales

Cualidades: Centro de poder personal y del compromiso. Autoestima, identidad y juicio. Desarrollo del equilibrio interno, inspiración y fuerza vital-emocional

Desequilibrado: Miedo, avaricia, vergüenza y desespero. Obstáculos por todas partes. Poca fuerza y espontaneidad. Conformidad para ser reconocido. Rechazo de los propios deseos y emociones. Problemas en la digestión, vesícula biliar, hígado y páncreas.

Bloqueado: Preocupado por las apariencias. Miedo a estar solo. Inseguro. Necesidad de reconocimiento. Rechazo a sus propias emociones y sentimientos. Irritación.

Abierto en exceso: Cólera, descontrol, adicto al trabajo. Juzga y critica. Depresión. Se sienten obstáculos y miedo.

Yoga: Dhanurásana (el arco), Uddiyana Bhanda, Kapalabhati, todos los ásanas que refuerzan los músculos abdominales

Kundalini Yoga: Sat Kriya, Postura de Estiramiento, Respiración de fuego, Uddiyana Bhanda

Sonido/Mantra: RAM

image3

El tercer chakra está situado sobre el ombligo y en la conjunción de las vértebras dorsales y lumbares, entre las lumbares L1 y L2. A nivel orgánico, está asociado con los riñones, el estómago y las glándulas renales. La energía que este chakra absorbe y distribuye es responsable de todas las funciones digestivas, la actividad del hígado, bazo, páncreas, etc. Está vinculado con el flujo menstrual en las mujeres, e influye sobre el sentido de la vista en ambos sexos.

Manipura es el cerebro de las emociones. El centro receptor es el centro umbilical y la antena emisora la glándula pineal. El tercer chakra es la fuente de reserva de energía del cuerpo. En esta área comienza la energía Kundalini. La reserva de energía almacenada se fortalece y pasa después por dos canales de reserva hacia la base de la columna, despertando así la Kundalini durmiente, enroscada en el primer chakra, que empieza así su viaje a través de la columna vertebral.

El centro del ombligo es nuestro principio. Es el primer punto a través del cual un ser humano recibe alimento y energía para vivir como feto en el vientre de su madre. Una vez que termina la conexión física con la madre, el centro del ombligo continúa su función en un plano más sutil: es el área que recolecta la energía del cosmos. Al caminar y alternar el movimiento de piernas y brazos, ejercemos una función del cuerpo que acumula energía en el punto del ombligo. Fortalecerlo nos ayudará a concentrar y organizar la energía de los chakras inferiores para penetrar en los reinos de la conciencia superior.

Una persona con el tercer chakra fuerte tendrá la sensación de que su vida y la calidad de su vida dependen de lo que haga y lo hace; puede dar forma, dirigir y desarrollar lo que sucede en su vida. Siente una confianza profunda. El elemento fuego asociado con el chakra representa la voluntad de iniciar.

Cuando dudes en el primer chakra, asegura tu situación y sostente en tus hábitos antiguos. Cuando dudes en el segundo chakra, observa tus sensaciones y sigue tu pasión. Cuando dudes en el tercer chakra, actúa. Si el tercer chakra no está a tono, tendremos muchas ideas y buenas intenciones pero no las llevaremos a cabo. No habrá acción ni voluntad.

Su loto de energía tiene diez pétalos. Diez es un número completo, el ser individual representado por el número uno y el ser infinito representado por el cero. Simboliza el control de nuestras  acciones, que somos capaces de conocer nuestra misión y de concentrar la energía necesaria para llevarla a cabo.

Su color es el amarillo y su esencia es la comprensión, plenitud, sabiduría, seguridad, confianza y valentía. En definitiva, la capacidad de actuar de forma íntegra en cualquier situación. Un tercer chakra a tono aporta consciencia en las acciones que desarrollamos sin necesidad de haber despertado aún nuestros chakras superiores. Purifica los instintos y deseos de los chakras inferiores y armoniza la vida cotidiana comunicando la riqueza espiritual de los chakras superiores.

El sentido relacionado con Manipura es la visión. La capacidad de visualización nos aporta un fuerte sentido de control, de acceso a la fuerza de voluntad y nos conecta a través de los chakras inferiores, que son más fácilmente accesibles. Un nadi une directamente Manipura con Ajna, el sexto chakra, y hace que conozcamos las impresiones que recibimos en el vórtice solar que nos llegan del astral y del exterior.

SOBRE jorge

Shihan en Gendai Reiki Ho

Check Also

Swadhisthana

2º – CHAKRA DE AGUA Este Chakra está localizado en la zona del sacro y ...

Muladhara

1º – CHAKRA DE TIERRA Este Chakra está localizado en la base de la columna ...

LOS CHAKRAS

Los Chakras son centros de energía distribuidos a lo largo de la columna vertebral y el resto del cuerpo que actúan como transmisores de energía regulando su flujo. Cada chakra está relacionado con unas cualidades, órganos y aspectos concretos, por lo que su diámetro y luminosidad variará según el nivel de actividad y grado de conciencia en cada persona. La energía puede quedar bloqueada en uno o varios chakras cuando de manera intuitiva y frecuentemente involuntaria lo cerramos para decidir cómo debemos sentir y asimilar lo que nos sucede en la vida, impidiendo de esta manera que la energía fluya a través del chakra con naturalidad, lo que puede terminar generando algún problema físico, psicológico o emocional. Podríamos decir que los chakras forman un mapa de nuestro mundo interior que representa la relación existente entre uno mismo y la forma en cómo experimentamos la vida.

Deja un comentario