Reconsideremos el proceso de como Usui Sensei “consiguió Reiki”. Usui Sensei en su juventud, a pesar de las dificultades económicas, viajo a Occidente varias veces para estudiar. A lo largo de su vida tuvo varias profesiones como funcionario, administrador, periodista, misionero, capellán de una cárcel, empresario, etc. A través de todas estas experiencias fue descubriendo distintos aspectos de la vida, cuestionándose constantemente, “ Que es la vida?” Llego al “SATORI” en que sintió que “El fin último de la vida es conseguir un estado de absoluta estabilidad”.

 

La definición de los diccionarios de “Anjin Ryumei” es “Conocer la providencia y tranquilizar la mente y no apegarse con las cosas”. Y la providencia es definida en los diccionarios como el “destino que no se puede controlar con el poder de hombre”. Es decir, “Es necesario hacer el máximo esfuerzo como una persona, pero, después de eso, en cuanto a las cosas con las que no se puede hacer nada con el poder de hombre, las dejamos en manos del cielo y conseguir un estado en que no nos preocupamos para nada”.

 

Se dice que esto es el “primer SATORI” de Usui Sensei. Después de esto, entro en el camino de ZEN para buscar el “Máximo SATORI” de “Entonces, como puedo conseguir el estado máximo de la absoluta estabilidad?”, y estudio ZEN durante 3 años. Sin embargo, no podía conseguir el “Verdadero SATORI” y después de sufrir mucho, pregunto a su maestro de ZEN “que es lo que tengo que hacer para poder conseguir el “Verdadero SATORI?”. El maestro le respondió en seguida, “prueba a morir una vez”. Sensei no podía conseguir el SATORI que tanto anhelaba, decidió preguntárselo después de pensar mucho, como era el maestro en el que confiaba mucho el que le dijo que “muriera”, pensó que “esto es el fin de mi vida” y se retiro al Monte Kurama, que está en afueras de Kioto, para ayunar.

 

Eso fue en Marzo del año 11 de Taisho (1922). En el último día de la tercera semana, a medianoche, sintió una conmoción muy fuerte, como si un rayo golpease el centro de su cabeza y perdió la conciencia. No se puede saber cuánto tiempo transcurrió después de eso, pero, cuando volvió en sí, estaba empezando amanecer y se dice que el despertar de aquel día fue un despertar que nunca había sentido, su cuerpo y mente estaba rebosante de la sensación realmente refrescante. Debe ser en ese momento cuando el Reiki del Universo muy fuerte había atravesado su mente y su cuerpo.

 

 

Gendai Reiki Ho Panamá, Todos los derechos Reservados, Panamá, MMXIV Cel. (507) 6680-3145 Design by R&L Graphics and Designs